OFFICIUM ADMINISTRADORES
 
  OFFICIUM
  Quienes somos
  ÁBACO ASESORES
  Servicios
  Despacho 24 horas
  Contacte con Nosotros
  Solicitar presupuesto
  Localización
  Legislación básica
  Enlaces de interés
  Guía de Propiedad Horizontal
  Nuestro Blog
  Leemos por Usted
  Mercado Inmobiliario
Guía de Propiedad Horizontal | Definición | El Título Constitutivo | La cuota de participación | Cálculo de la Cuota. | El Reparto de los Gastos | Las Juntas | La Convocatoria de la Junta | Asistencia y Derecho a voto | El régimen de las mayorías | Los órganos de gobierno | La Junta | El Presidente | El Vicepresidente | El Administrador | El Secretario | Los elementos comunes | Partes privativas y anejos | Derechos de los vecinos | Obligaciones de los vecinos | Actividades prohibidas
 
 

EL REPARTO DE LOS GASTOS COMUNITARIOS

Según establece el artículo 3 b) de la Ley de Propiedad Horizontal (en adelante LPH), la norma general es que los gastos se repartan conforme a la cuota de participación que corresponda a cada piso o local según el Título Constitutivo. Establece el artículo 3 b):

"... Dicha cuota (la de participación) servirá de módulo para determinar la participación en las cargas y beneficios por razón de la comunidad..."

No obstante lo anterior el artículo 9.1 e) LPH, cuando enumera las obligaciones de los propietarios, dispone:

"e) Contribuir, con arreglo a la cuota de participación, fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales..."

Esa expresión "a lo especialmente establecido" del artículo 9.1 LPH nos permite afirmar que, si bien la regla general es la de la contribución a los gastos conforme a la cuota de participación, ello no obsta que se puedan determinar formas distintas de contribución a los citados gastos, siempre que venga establecido en los Estatutos o se haya aprobado por acuerdo unánime. Entre dichas formas distintas de reparto de gastos cabría la dispensa de determinados gastos o el reparto a partes iguales de otros. No es posible, sin embargo, excluir a un propietario del pago del total de los gastos.

En el caso de los arrendamientos del piso o local, el obligado al pago de los gastos comunes es el propietario del mismo, independientemente de que en el contrato de arrendamiento se haya pactado que dichos gastos son de cuenta del inquilino. En caso de impago será el propietario el que responda frente a la comunidad.